Hoy en día es increíble el esfuerzo que hacemos por no vernos. El esfuerzo por desviar la mirada hacia las cosas que nos distraen y nos ayudan a olvidar quienes somos.

El miedo a conocernos es algo a lo que nos enfrentamos todos, pero si realmente supieras…

Si vieses la belleza que se esconde dentro de ti, fliparías.

La primera vez que decidí verme estaba en una sala con otras 15 mujeres en un curso de meditación nivel I al que nos apuntamos mi madre y yo.

Mientras la profesora nos contaba que si la gente meditase más, probablemente las guerras se acabarían, yo no dejaba de sorprenderme, ya que esa profesora tenía pinta de tener muuuuy mala leche.

En fin, yo me dejé llevar porque ya que estaba ahí…pues hagamos lo mejor del momento.

Poco después de empezar una señora empezó a alarmarse y a sentirse fatal…Desde luego que todas están chaladas aquí…En fin voy a mantener el tipo y total! No tengo nada mejor que hacer en la próxima hora…

Las palabras de la profesora me guiaron, me relajaron, me apaciguaron…

Y pocos momentos más allá por fin conecté conmigo misma, sin ninguna expectativa, sin ningún esfuerzo me vi.

 

Sentí un amor tan enorme e incondicional que me dieron ganas de llorar (Otra loca más en la sala de meditación, una que se asfixia y otra llorando) Pero quería llorar por no haberme amado de esa manera antes, me dio pena no haberlo sentido antes.

Todo encajó, todo tiene sentido, Todo va bien

A todos los que no os importa y rechazáis el conoceros, a todos los que teméis saber quiénes sois en realidad. Para esa gente que prefiere mirar hacia otro lado.

Ni un día más sin conocerte.
Ni un día más sin amarte de manera incondicional.

2 Comments on “

  1. Eso empecé a sentir yo el primer día que empecé a hacer sesiones de coaching contigo por probar… Se me hizo un nudo en la garganta y lloré… Vaya si lloré y me desahogué…
    Y a partir de ahí, a sentirme mejor…

    1. Eres tan valiente y tienes tanta fuerza… Fue un día muy intenso, pero muy bonito!!!!!!!! Gracias por confiar en la que era una aprendiz de coach, jeje. De verdad te lo digo de corazón! Mil gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *